Sal para lavavajillas: Guía de uso

Sal para lavavajillas: Guía de uso

Cómo usarla, cuándo usarla y por qué es tan importante.

En este artículo te contamos cómo hacer un uso adecuado de la sal para el lavavajillas para su correcto funcionamiento.

¿Por qué es importante la sal para el lavavajillas?

Para alargar la vida útil de nuestros electrodomésticos debemos poner especial en su cuidado y mantenimiento. En el caso del lavavajillas, lo más importante es vigilar la sal con regularidad para evitar problemas que puede causar la cal del agua. En ciertas zonas el agua dura tiene una exceso de cal que puede incrustarse en el interior del lavavajillas y generar esa molestas manchas blancas, entre otras cosas. La sal cumple la importante función de regular los niveles de cal en el interior del lavavajillas.

¿Qué es la sal del lavavajillas y para qué sirve?

La sal del lavavajillas es un compuesto de cloruro de sodio, como la sal común, tratada para que no se apelmace en el interior del lavavajillas. Es muy importante usar sal especial para lavavajillas y no de mesa ni fina.

Su función principal es ablandar el agua en lugares donde el agua es dura (donde tiene altas concentraciones de cal) y evitar las manchas en la vajilla. 

A diferencia del abrillantador cuya función es sólo la de dar brillo a los vasos, cubiertos y platos, la sal influye en el correcto funcionamiento del aparato.

¿Cuánta sal debo usar?

La cantidad depende de la dureza del agua. En cada zona el agua tiene una dureza diferente.

Cuando compres el lavavajillas debes programarlo según la dureza del agua de tu zona y luego él solo dosificará la cantidad de sal.  

Para conocer la dureza del agua de tu zona, consulta con la empresa local de abastecimiento de agua. En esta tabla puedes encontrar una guía de dureza de agua en las diferentes zonas de España: 

Imagen: Balay

¿Dónde y cómo poner la sal?

Usualmente, el depósito de la sal o descalcificador se encuentra debajo del cesto inferior del lavavajillas y lleva una tapa rosca. 

Es muy importante hacerlo antes de un lavado por si caen restos de sal fuera del depósito, se los lleve el agua del lavado. La sal al secarse puede oxidar o deteriorar la cuba.

Si es la primera vez que vas a usar el lavavajillas, debes llenar primero el depósito con agua.

Con la ayuda de un embudo, llena el depósito con la sal. Si el agua en el interior se desborda, no te preocupes, es normal.

¿Cuándo poner la sal?

Tu lavavajillas te avisará cuándo ha llegado el momento de ponerle sal. Generalmente se iluminará un piloto de aviso o una luz con forma de S que indica la falta de sal.

Recuerda, el correcto mantenimiento de tu lavavajillas contribuye a un funcionamiento adecuado y puede prolongar su vida útil.

DEJAR UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 × 1 =