El centrifugado de tu lavadora, todo lo que necesitas saber sobre este importante ciclo

El centrifugado de tu lavadora, todo lo que necesitas saber sobre este importante ciclo

En este artículo te contamos cómo funciona el ciclo de centrifugado, qué son las revoluciones por minuto o RPM, cuál es el más adecuado para los diferentes tipos de tejidos y cómo resolver problemas si tu lavadora no centrifuga correctamente.

Imagen: Bosch

¿Qué es el ciclo de centrifugado?

El centrifugado es el ciclo final del lavado. Es el proceso mediante el cual tu lavadora seca la ropa. Para hacerlo, el tambor gira a alta velocidad drenando el el agua de la ropa para que esta salga escurrida.

¿Qué son las Revoluciones por minuto (RPM) o Velocidad Velocidad de centrifugado?

Para centrifugar, tu lavadora necesita girar el tambor a gran velocidad, esa velocidad se mide en revoluciones por minuto o RPM. Mientras más rápido gire, más seca saldrá la ropa.

Como cada tejido requiere unos cuidados diferentes, el ciclo de centrifugado de cada programa suele tener su propia velocidad. Por ejemplo, la lana y los tejidos delicados usualmente centrifugan a 600 – 800 RPM para evitar que se estropeen o deformen a mayores velocidades de centrifugado.

Aunque la mayoría de lavadoras te permiten ajustar la velocidad del centrifugado a tu gusto, te recomendamos dejar la velocidad que viene con el programa pues respetará mejor las características propias de cada material.

¿Qué velocidad de centrifugado debo escoger?

Lo ideal es comprar una lavadora que tenga una alta velocidad como 1.000 RPM en adelante. Esto garantizará que tu ropa, en especial las sábanas, toallas y vaqueros salgan bien escurridos y no tarden mucho en secar.

Si usas secadora, el centrifugado debe ser mínimo de 800 RPM para que la ropa salga bien escurrida y la secadora no trabaje de más y consuma más energía.

Aunque tu lavadora viene ya programada, podemos decir a modo general que los tejidos de lana y delicados se deben centrifugar a 800 RPM, los tejidos sintéticos entre 800 y 1.000 RPM y el algodón entre 1.000 y 1.200 (hasta 1.400) RPM.

¿Qué hago si quiero que mi ropa salga más seca?

Si notas que tu lavadora acaba el ciclo y la ropa no está lo suficientemente seca, puedes darle un ciclo extra de centrifugado con más revoluciones. La mayoría de lavadoras, incluso las lavadoras más baratas, tienen un ciclo específico para centrifugar únicamente. En algunos casos el ciclo tendrá aclarado y centrifugado juntos, no hay problema, lo más importante es no darle un centrifugado muy alto (1.000 RPM en adelante) a los tejidos delicados.

El centrifugado de tu lavadora no funciona correctamente, ¿Cómo resolverlo?

Cuando la ropa queda demasiado húmeda puede deberse a que el ciclo de lavado tenía revoluciones muy bajas (600 – 800 RPM) o que el centrifugado es defectuoso.

En el último caso, el centrifugado incorrecto puede tener varias causas:

  • Hemos cargado en exceso la lavadora y el tambor tiene demasiado peso.
  • La carga se ha concentrado en un solo lugar, produciendo un desequilibrio del tambor.
  • El filtro está obstruido y es necesario limpiarlo correctamente o debe cambiarse. Para saber cómo limpiar correctamente el filtro, pincha aquí.

Para solucionarlo, asegúrate de poner la carga adecuada, distribuirla correctamente y realizar un mantenimiento periódico de tu lavadora poniendo especial atención a la limpieza del filtro.

DEJAR UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *

catorce + 13 =


Abrir el chat
1
¿Necesitas ayuda ?
Hola , en que puedo ayudarle ?