¿Cómo limpiar una placa de inducción y vitrocerámica?

¿Cómo limpiar una placa de inducción y vitrocerámica?

Trucos para limpiar tu encimera cuidando de no dañarla

En este artículo te contamos cómo realizar una limpieza y mantenimiento adecuado de tu placa de cocina.

Las placas de vitrocerámica e inducción son muy populares porque son realmente fáciles de limpiar, sobre todo, si las comparamos con las placas de gas. Para que estas conserven ese aspecto brillante e impecable es importante hacerles un correcto mantenimiento, cuidando de no estropearlas y alargando su vida útil.

Para tener en cuenta antes de la limpieza y mantenimiento:

Recuerda limpiar la encimera al menos una vez al día para evitar que se adhieran manchas y restos de comida. Lo recomendable es hacerlo después de cada comida pero, si tienes poco tiempo, asegúrate que por lo menos se le haga algún mantenimiento al día.

Antes de limpiar, debes asegurarte de que la encimera o placa está totalmente fría o muy tibia, que no queme al tacto.

Cuando termines de limpiarla, recuerda secar con un papel de cocina o paño seco. Esto le dará muchísimo brillo y evitará la formación de las molestas manchas de cal.

Utiliza siempre esponjas y paños suaves. Los estropajos duros, esponjillas y otras superficies abrasivas pueden causar ralladuras y deteriorar tu placa.

Productos adecuados para la limpieza de la placa de vitrocerámica o inducción:

Es importantísimo no utilizar productos corrosivos o abrasivos ni máquinas de limpieza a vapor.

Usa la rasqueta que también ha sido diseñada para esta finalidad, aunque parezca que puede rayar, está específicamente creada con este propósito.

Lo más recomendable es utilizar productos especializados para la limpieza de la placa o encimera. Existen de muchas marcas disponibles y una gran gama de precios, desde primeras marcas de electrodomésticos, hasta marcas propias de supermercados.

Para aquellos que buscan opciones de limpieza más ecológica y amigable con el medio ambiente, recomendamos el uso de zumo de limón, una solución de agua con vinagre o con bicarbonato y vinagre. Esta mezcla ácida ayudará a remover manchas difíciles y aportará muchísimo brillo.

Imagen: Siemens

Procedimiento para la limpieza de tu encimera:

1. Con un trapo húmedo limpia la superficie de la placa para retirar migajas y restos de comida.

2. Vierte el producto de limpieza de placas o la mezcla de agua con vinagre o vinagre y bicarbonato. Deja actuar unos minutos para que ablanden las manchas.

3. Retira el producto y los restos de las manchas con un paño húmedo.

4. Pasa un papel de cocina o paño seco sobre la superficie de la placa para secarla, evitando la aparición de manchas de cal y para dar brillo.

¡Y Listo! Tendrás tu placa como un espejito brillante y reluciente.

Cuidado de tu placa: Cosas que debes evitar hacer para no dañarla

– Levanta siempre las ollas y sartenes antes de moverlos para evitar ralladuras. Cuando arrastramos o movemos los recipientes mientras cocinamos, estamos deteriorando el cristal.

– Intenta usar ollas y recipientes con la base lisa, las bases rugosas pueden generar desgaste.

– Evita que se deposite sal, azucar o arena sobre la placa.

– Si cae azucar o alguna sustancia con alto contenido de esta sobre la placa, es importante retirarla lo antes posible.

– Evita usar lavavajillas para la limpiar la placa pues resta brillo.

– No limpies la placa cuando está caliente. Esto puede rayarla e incluso dejarla con un aspecto poco limpio y sin brillo.

– No utilices estropajos, esponjas o productos abrasivos pues lo único que hacen es estropear la placa. Deja actuar el producto de limpieza durante un tiempo y verás cómo se ablandan todas las manchas.

El cuidado de nuestros electrodomésticos puede contribuir a alargar su vida útil.

DEJAR UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *

seis − 6 =