¿Cómo desinfectar tu vajilla y tus cubiertos de forma segura y confiable?

¿Cómo desinfectar tu vajilla y tus cubiertos de forma segura y confiable?

Guía para lavar tu vajilla y dejarla libre de bacterias en tan sólo tres pasos.

Foto: Pexels

Hay momentos en los que es vital asegurarnos que la vajilla y los cubiertos queden perfectamente desinfectados. No sólo en este momento de pandemia, también en hospitales, hostelería o incluso en casa, cuando tenemos a algún miembro de la familia que está resfriado o malito y no queremos que el resto pillen el mismo virus.

Te contamos cómo hacer un hacer un lavado infalible que garantice la desinfección de tu vajilla:

1. Usa agua muy caliente:

El agua fría, desafortunadamente, no elimina las bacterias como el agua caliente. Según la regulación para la prevención del Covid-19, es aconsejable lavar la vajilla como mínimo a 60 grados centígrados para asegurarse que se ha hecho una desinfección eficaz.

El lavado a mano a estas temperaturas podría causarte quemaduras y ser poco recomendable para la piel. La forma más confiable y económica de conseguir un lavado que elimine agentes externos y bacterias es el lavavajillas. Este alcanzará altísimas temperaturas, con programas que podrían alcanzar incluso los 75 grados, idóneo para esterilizar la vajilla, biberones y sartenes. Además, el lavavajillas lo hará usando una cantidad mínima de agua y un tipo de detergente de altísimo rendimiento para que puedas ahorrar en el consumo de agua y energía, siendo más amigable con el planeta.

2. Busca un detergente adecuado:

Asegúrate de usar un detergente de buena calidad, que remueva la grasa y la suciedad adecuadamente. También puedes buscar productos que especifiquen sus propiedades anti-bacterianas.

3. Guardarla cuando esté completamente seca:

Es muy importante que la vajilla y los cubiertos estén secos al momento de guardarlos para evitar que se formen bacterias por la presencia de humedad o agua residual.

Si realizas lavado manual, deja escurriendo los platos y espera a que estén completamente secos o sécalos con un trapo de algodón que es muy absorbente y no deja pelusas.

El lavavajillas tiene la ventaja de dejar tu vajilla completamente seca. Espera un poco después de que el ciclo finalice a que el calor termine de secar los platos y cubiertos. Si quedan gotitas, usa un paño de algodón, seca y almacena.

Siguiendo estos pasos con cuidado, tendrás tu vajilla libre de bacterias y virus. Recuerda usar mascarilla y tener las manos limpias al momento de manipularla cuando ya esté limpia y seca para evitar cualquier contamnición.

LEAVE A COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *


No te ibas a dejar el carrito así, ¿verdad?

Introduce tus datos a continuación para guardar tu carrito para más tarde. Y, quién sabe, quizá incluso te enviemos un cordial código de descuento :)

Abrir el chat
1
¿Necesitas ayuda ?
Hola , en que puedo ayudarle ?